Las microfranquiciadas son mujeres rurales de cooperativas de café de comercio justo que poseen los conocimientos básicos y la motivación para promover tecnologías apropiadas solares y pueden vender productos de energía solar de puerta en puerta. Las microfranquiciadas son reclutadas en grupos de 5 a 10 mujeres por grupo. Estas mujeres están examinadas por la dirección de la cooperativa de café para asegurarse de que son miembros activos de la comunidad (que proporciona puntos de venta naturales), tienen experiencia de gestión de los ingresos de un negocio, y están en buena situación financiera (ya microfranquiciadas manejan cientos de dólares en producto en una base regular).

Ver los perfiles del primer grupo de microfranquiciadas TecAp de la cooperativa CCAJ en Jalapa, Nicaragua.

TECAP LANZA NUEVOS GRUPOS DE MICROFRANQUICIADAS

IDEAS ha calculado el costo de la organización, la formación y el lanzamiento de un nuevo grupo de 10 microfranquiciadas en alrededor de $2300. Esa cantidad incluye una primera reunión con la cooperativa para presentar el proyecto, una segunda reunión con un grupo grande de mujeres si aprueba la gestión del proyecto, y luego una tercera reunión con las mujeres que deciden convertirse en microfranquiciadas. A las mujeres se les proporcionarán catálogos y carteles para sus hogares y se reunirán una vez al mes durante los próximos tres meses para recibir capacitación, información acerca de los productos, y asistencia con el proceso de venta. Después de estos 3 días (en el transcurso de 3 meses), podrán seguir vendiendo y gestionar sus negocios de forma independiente. Cada mujer tiene su propio territorio exclusivo en el que vender.

Para donar y ayudar a lanzar un nuevo grupo de microfranquiciadas haga click en el botón.

green_lg

MUJERES CON TIENDAS TAMBIÉN OFRECERÁN PRODUCTOS DE TECAP

Además de los grupos de reclutamiento de mujeres, IDEAS también identificará las mujeres en áreas geográficas clave que ya tienen tiendas en sus casas y quieren convertirse en puntos de venta oficiales de los productos TecAp. En algunas de las regiones más remotas, donde los productos sean más necesarios, es menos posible organizar todo un grupo de mujeres, pero sigue siendo un mercado muy rico para estos productos. En estas zonas, distribuir productos por tiendas ya existentes y de propiedad de mujer será una alternativa viable si la organización de todo un grupo de mujeres no es posible.

Los donantes en 2013-14 apoyarán la contratación y formación de nuevas microfranquiciadas así como el crecimiento de las microfranquiciadas.  Esto aumentará los ingresos de muchas mujeres y familias rurales dependientes del cultivo de café, poniendo productos de energía solar necesarios en las manos de quienes los necesitan más. Este programa también será una prueba muy valiosa y el testimonio de las posibilidades del modelo de negocio de microfranquicias en América Latina.

Por favor considere apoyar esta iniciativa innovadora que tiene el potencial de cambiar radicalmente los mecanismos de distribución en América Latina, ofreciendo oportunidades económicas a las mujeres rurales mientras ellas llevan productos de cambio de forma de vida a las personas que más los necesitan.

TecAp necesita donaciones ahora para continuar probando este innovador modelo de negocio. Haga clic aquí para donar.

Microfranquiciada María Cruz

maría cruzMaría Cruz es originaria de la comunidad San José de San Lucas del municipio de San Juan del Río Coco, actualmente tiene 55 años de edad, su familia está conformada por su pareja y sus tres hijos. En su hogar vive ella con su pareja y nietos, cabe destacar que para ganarse la vida trabajan en la agricultura y los menores están estudiando.

Ella es líder en su comunidad, tiene crianza de gallinas en su patio y su única función en su hogar es ser ama de casa ya que no hay otra actividad económica además de la agricultura a la cual ella se dedique. Decidió participar en TecAp porque es un buen programa para desarrollarse como emprendedora. Las ganancias a partir de la venta de lámparas es muy útil para apoyar en su hogar.

Las reuniones han sido una buena experiencia para María  ya que es útil aprender y obtener conocimientos necesarios en muchas de las actividades que se pueden ejercer tanto en la comunidad como fuera, para ella siempre es bueno estar informándose de los cambios en el mercado como por ejemplo; nuevos productos, precios, la competencia, entre otros.

Después de integrarse al programa TecAp, comenzó a vender lámparas en el mismo día. María sale a las comunidades aproximadamente cada ocho días para obtener clientes en busca de negocios. Ella vende a personas que viven en la comunidad que estaban entre las edades de 30 a 40, tanto en hombres y mujeres por igual.

No hay mucha competencia en la zona, lo que María ha observado es que las personas se sienten atraídas a las lámparas más grandes, con el dinero que ha ganado ha comprado comida, ya que ella es la responsable de administrar las actividades de su hogar como las compras.

Los beneficios que María tiene de trabajar con TecAp han sido la comodidad de trabajar desde su hogar a través de capacitaciones, de relacionarse con los clientes y con los colaboradores del programa que siempre están en una comunicación constante.

Asimismo los clientes obtienen diferentes beneficios como por ejemplo tener luz y ahorrar dinero a largo plazo. Una vela cuesta aproximadamente tres córdobas, no dura mucho tiempo y para evitar estos gastos lo mejor es buscar otras energías alternativas como la solar que representa una excelente inversión.


Microfranquiciada Migdalia Rodríguez

MigdaliaMigdalia Rodríguez es una señora que a sus 45 años de edad vive en la comunidad de la Providencia en el territorio de Jalapa. Ella inicio a trabajar con TecAp en el año 2011, considerada como una pionera en el negocio de venta de lámparas solares ya que el programa apenas estaba incursionando en un mercado que en ese momento aún era inexplorado.

Se informo acerca del programa a través de la Cooperativa CCAJ ya que su marido es socio de la Cooperativa y fueron convocados a una o dos capacitaciones, entonces fue a partir de esto que se le instruyo formalmente con respecto a los artículos.

En el mismo momento de la capacitación se le entregaron los artículos en consignación y comenzaron a vender pero antes de ello a hacer la propaganda porque el negocio era algo innovador y había poca o ninguna información por parte del consumidor final.

Parte de la publicidad que ella hizo fue comenzar a utilizar las lámparas en su hogar para que las personas vieran los beneficios, muchos al desconocer los artículos acudían a Migdalia curiosos con la intención de informarse acerca de cómo ella había obtenido este tipo de artículos y que podían hacer para beneficiarse también.

Empezó junto a su hija a colocar los productos en la comunidad, para Iris Garmendia hija de Migdalia fue fácil vender e incluso reparar las lámparas por sus habilidades e inteligencia, pero a ella se le dificulto un poco ya que la comprensión no es la misma, sin embargo también se esforzó por aprender lo necesario para dar una buena respuesta a sus clientes.

Les encantó la idea de tener su propia venta y obtener con ello ganancias que podía utilizar para suplir las necesidades básicas del hogar. Con las capacitaciones ella conoce más a fondo de los productos, acerca de las ventas y de los precios de los productos, un caso especial es que los productos se venden en dólares y la moneda en córdoba varia conforme pasa el tiempo.

Por lo tanto es esencial informarle al cliente acerca de los cambios que se han venido dando conforme transcurre el tiempo y el personal es de gran ayuda ya que son los que facilitan la mayor parte de la información. En cada capacitación que se tiene mensualmente se dan temas nuevos y eso les ayuda mucho.

Entre los artículos que a su consideración se venden más está la Lámpara Sunking Pro, Migdalia asegura que aunque un/a micro franquiciado/a no venda esta debe de seguir promoviendo los artículos porque siempre está la incertidumbre de si el cliente tiene la capacidad o no para comprar.


MICROFRANQUICIADA: NORIS ESPINOZA ALTAMIRANO

norisNoris Altamirano es una señora alegre y proactiva que a sus 46 años de edad comenzó a trabajar con TecAp en el año 2014, su casa está ubicada cerca de la escuela Camilo Zapata, específicamente de la comunidad El Escambray del municipio de Jalapa, es madre soltera, con un hijo y tiene la edad de 47 años.

Ella trabaja en una Cooperativa de Hambre Cero entonces por ese medio a ella le recomendaron que trabajara con TecAp, luego se informó con el Técnico Regional, Deyvis Barahona acerca de los requisitos para participar en el programa, posteriormente el  convenció a Noris de que se integrara al programa considerando su capacidad para vender.

A veces es difícil vender porque la gente se preocupa por los precios, generalmente las personas buscan precios bajos y lo primero que desean saber cuándo un vendedor les oferta algo es cuánto vale el artículo, considerando que las ventas son al contado ella tiene que buscar la mejor estrategia para vender y que el proceso de la venta no se atrase.

La decisión de entrar al programa y ser micro franquiciada fue compartida con su hijo, ella consulto con el si estaba dispuesto a ayudarle y el respondió positivamente, ahora el sale en  moto a promover los artículos por toda la zona.

Lo que motivo a Noris Espinoza a trabajar con TecAp fue la oportunidad que ella vio para ayudar a las personas de otras comunidades y ser como un intermediario para que estas personas puedan beneficiarse teniendo luz en sus hogares.

Esta muy agradecida con el programa ya que se le facilita la información necesaria acerca de los artículos solares, de los cambios en los precios y de todos los elementos que influyen para decirle al cliente con exactitud que se está vendiendo y cuáles son los beneficios reales.

Para Noris Espinoza son muy importantes las capacitaciones como las técnicas de venta, las técnicas para administrar las ganancias, así como otros temas que puedan facilitar sus ventas, ella siempre está dispuesta a participar mensualmente en una reunión para informarse acerca de todos los cambios que han surgido ya que las capacitaciones son muy buenas.

En general ella está convencida con el programa TecAp ya que con los ingresos que obtuvo pudo obtener una Lámpara Estudiantil para su hogar además de otros beneficios, las lámparas que a su consideración se venden más son la Lámpara Estudiantil y la Lámpara Tipo Vaso, actualmente está motivada a continuar y seguir esforzándose en las ventas.


MICROFRANQUICIADA: SIPRIANA DE JESUS SALGADO

siprianaSipriana de Jesús Salgado es una mujer emprendedora que vive en la ciudad de Jalapa ubicada en el departamento de Nueva Segovia. En la actualidad ella es madre soltera, su hija cursa la escuela secundaria y su hijo está iniciando la universidad pública en la ciudad de Estelí.

Inicio a trabajar con el programa TecAp en el año 2012 cuando formaba parte de la cooperativa CCAJ. Ella estuvo encargada de la tienda de la cooperativa y conoció socios de áreas sin luz. Cuando pidió la oportunidad de vender con TecAp ya tuvo un gran base de clientela potencial.

Ahora a través de su trabajo arduo de día a día dicha dama tiene un trabajo más de gerencia, siendo ahora la administradora del mercado de la ciudad de Jalapa.

Cabe destacar que a pesar de su actual responsabilidad en el mercado de Jalapa, ella no ha cortado relación con el programa TecAp, al contrario, su casa funciona como Centro de Distribución para otras otras microfranquiciadas en Jalapa que de igual manera trabajan con el programa.

¿Cómo supo de la existencia de TecAp? En primera instancia Sipriana estaba interesada en aprender acerca de otras alternativas para proporcionar luz a comunidades rurales y a la vez en como beneficiar a través de ello a sus clientes potenciales, entonces fue informada por medio del liderazgo que tenía en la CCAJ de las actividades de TecAp.

Promover la tecnología solar la ha beneficiado para solventar las necesidades diarias y todo a través de las buenas capacitaciones que TecAp ha venido organizando, sin embargo considera que las capacitaciones deben darse con más frecuencia. Su experiencia en la venta de lámparas solares le deja en claro que se ha dado respuesta a la demanda de las personas y que las soluciones a las solicitudes en cuanto a reparaciones y abastecimiento de artículos han sido completamente satisfechas.

Cabe mencionar que en las temporadas en las que no hay cosecha, las ventas se tornan bajas y esto porque para la mayoría de productores y trabajadores no poseen los suficientes ingresos, más que para suplir las necesidades básicas del hogar. Siendo esto lo que alega Sipriana ella no pierde la motivación, al contrario, ella hace uso de sus conexiones y de las mismas recomendaciones de sus ventas anteriores para promoverse como vendedora de artículos solares.

Sipriana es capaz de formar un enlace con sus clientes, aprovechando la oportunidad que tenía en su trabajo anterior para comenzar a vender, generalmente sus clientes son personas de las áreas rurales como los productores. Los beneficios que ellos han obtenido a partir de la adquisición de los artículos han sido muchos, como levantarse temprano para hacer las actividades del hogar, además de cargar los celulares y de dejar de utilizar candiles o velas.

Personalmente, ella piensa que los productos de TecAp son de buena calidad y por consiguiente los clientes dan buenas referencias de ellos. Cabe mencionar que la comunicación con el personal es muy buena, además de usar los medios necesarios para hacer llegar el producto a los clientes como el transporte colectivo.

La razón por las que otras personas dejaron de vender según Sipriana es porque a veces no hay interés ya que este tipo de actividades requiere un nivel de responsabilidad para administrar el dinero y las ventas en general. Ella se ha visto envuelta en algunas dificultades económicas como cualquier otra persona en su vida pero gracias al apoyo de TecAp ha resuelto y sigue desarrollándose personal y profesionalmente.

Otros beneficios aparte de los ingresos han sido los nuevos conocimientos y tener la oportunidad de proyectarse para la venta de los artículos, además de los beneficios intangibles ella ha solventado la comida, vestimenta, pintura para la casa, artículos para el hogar como una plancha, un tostador para pan, etc.

Hace algún tiempo cuando su hija estuvo mal de salud se vio en la necesidad de internarla en un hospital de Managua usando la mayoría de las ganancias que había obtenido con TecAp para comprar la medicina necesaria. Su hija se recuperó y ahora las ganancias le están ayudando con gastos para los estudios de sus dos hijos.

Sipriana cada vez que vende hace su reporte a través de una llamada telefónica. Aún está motivada a seguir vendiendo y  sobre todo se encuentra muy agradecida con TecAp tanto que continuara trabajando con el programa siempre.

Microfranquiciada Elvia Avilés

Alma Iris Garmendia

Elvia Avilés está casada y actualmente tiene 46 años de edad, ella es de la comunidad de Macaraly ubicada en el municipio de Jalapa. Su esposo Otilio es el que le ayuda a vender, él siempre está en contacto con Deyvis para las siembras ya que otra de las actividades a las que se dedican es la agricultura.

Para que Elvia comenzara a vender se le dejaron cuatro muestras de artículos solares como periodo de prueba, a su esposo al ser socio de la Cooperativa CCAJ se le informo que Sipriana Salgado funciona como centro de distribución por si en un futuro necesitaba más artículos no era necesario llamar hasta Estelí para que se le enviaran sino que en la misma zona de Jalapa tenía un puesto cercano.

El Técnico Regional le autorizo que podía ir donde Sipriana a retirar artículos si necesitaba pero ella es de las personas que no le gusta tener artículos guardados en su casa sino que para ella es mejor tener al cliente primero y luego hacer la solicitud del artículo.

El esposo de Elvia se mantiene en su hogar siempre y desde ahí vende. A él le interesa vender productos de calidad y es por esta razón que la decisión fue compartida entre él y su esposa. Cuando Elvia sale a vender al campo trata de explicar acerca de los beneficios de los artículos y ejemplifican que haciendo uso de este tipo de artículos pueden dejar de utilizar el candil o de acostarse tan temprano.

Elvia considera que es importante hacer una buena oferta de los paneles solares ya que existe bastante demanda de este tipo de productos así como de las lámparas solares, entonces para que el cliente se sienta motivado a comprar se deben de ofrecer precios no muy altos y que puedan competir perfectamente con las otras empresas.

Asimismo para poder explicarles a todos los clientes cada uno de los microfranquiciados necesitan tener una buena capacitación, seguimiento, entre otros aspectos que el programa TecAp facilita siempre, Elvia recibe la información necesaria para hacer una buena venta

El esposo de Elvia la representa en ocasiones en las reuniones que se realizan, es bueno que las reuniones sean mensuales y la comunicación constante, aunque Elvia no tiene señal donde vive se puede contactar con ella visitándola o dejándole el mensaje con alguien de la zona donde vive.

Los campesinos y las personas de escasos recursos son los clientes que más compran pues no hay luz y se ven en la necesidad de obtener este tipo de artículos, por el momento el trabajo con TecAp es muy bueno y piensa continuar a menos de que el programa deje de existir.


MICROFRANQUICIADA: ELVIA DEL CARMEN AVILES

Elvia Avilés está casada y actualmente tiene 46 años de edad, ella es de la comunidad de Macaraly ubicada en el municipio de Jalapa. Su esposo Otilio es el que le ayuda a vender, él siempre está en contacto con Deyvis para las siembras ya que otra de las actividades a las que se dedican es la agricultura.

Para que Elvia comenzara a vender se le dejaron cuatro muestras de artículos solares como periodo de prueba, a su esposo al ser socio de la Cooperativa CCAJ se le informo que Sipriana Salgado funciona como centro de distribución por si en un futuro necesitaba más artículos no era necesario llamar hasta Estelí para que se le enviaran sino que en la misma zona de Jalapa tenía un puesto cercano.

El Técnico Regional le autorizo que podía ir donde Sipriana a retirar artículos si necesitaba pero ella es de las personas que no le gusta tener artículos guardados en su casa sino que para ella es mejor tener al cliente primero y luego hacer la solicitud del artículo.

El esposo de Elvia se mantiene en su hogar siempre y desde ahí vende. A él le interesa vender productos de calidad y es por esta razón que la decisión fue compartida entre él y su esposa. Cuando Elvia sale a vender al campo trata de explicar acerca de los beneficios de los artículos y ejemplifican que haciendo uso de este tipo de artículos pueden dejar de utilizar el candil o de acostarse tan temprano.

Elvia considera que es importante hacer una buena oferta de los paneles solares ya que existe bastante demanda de este tipo de productos así como de las lámparas solares, entonces para que el cliente se sienta motivado a comprar se deben de ofrecer precios no muy altos y que puedan competir perfectamente con las otras empresas.

Asimismo para poder explicarles a todos los clientes cada uno de los microfranquiciados necesitan tener una buena capacitación, seguimiento, entre otros aspectos que el programa TecAp facilita siempre, Elvia recibe la información necesaria para hacer una buena venta

El esposo de Elvia la representa en ocasiones en las reuniones que se realizan, es bueno que las reuniones sean mensuales y la comunicación constante, aunque Elvia no tiene señal donde vive se puede contactar con ella visitándola o dejándole el mensaje con alguien de la zona donde vive.

Los campesinos y las personas de escasos recursos son los clientes que más compran pues no hay luz y se ven en la necesidad de obtener este tipo de artículos, por el momento el trabajo con TecAp es muy bueno y piensa continuar a menos de que el programa deje de existir.


MICROFRANQUICIADA: ROSIBEL QUIÑONEZ

RosibelRosibel Quiñonez fue visitada hace algunos años por la persona que anteriormente coordinaba a las micro franquiciadas, ella inicio a trabajar en el año 2013 y la decisión de trabajar con TecAp fue compartida con su esposo.

Actualmente ella tiene 33 años de edad y vive en la comunidad de San Jacinto del municipio de Jalapa. Está trabajando con TecAp porque los beneficios son muchos y entre ellos está obtener ingresos para comprar las cosas necesarias en su hogar.

Gracias al programa TecAp y a sus colaboradores ella recibe la información necesaria acerca de cómo vender los productos, también acerca de los catálogos de paneles solares y de lámparas solares.

Rosibel considera al igual que sus compañeros microfranquiciados que las reuniones deberían de der mensuales ya que siempre hay temas nuevos acerca de los cuales informarse, es bueno que se aborde la información de artículos nuevos, del historial de cada micro franquiciado y en general hablar de todos los temas necesarios que estén relacionados a las ventas y al funcionamiento de los artículos.

Ella en su comunidad ha vendido más la Lámpara Cuello de Garza a diferencia de sus colegas que venden las lámparas más pequeñas como la Lámpara Tipo Vaso y esto es porque tiene doble beneficio ya que da luz y carga celulares, entonces el cliente se siente más atraído a este tipo de lámparas, es decir, se preocupan más por las cualidades del artículo que por el precio.

Rosibel siempre está lista para explicarles a los clientes que los precios varían por el tipo de cambio o que aumentan debido a la inflación, ella no tiene problemas para vender, promueve los artículos y está en la búsqueda constante de clientes.

Asimismo está de acuerdo con que las reuniones se efectúen mensualmente, considerando la disponibilidad de cada uno y con el objetivo de seguir informándose acerca de las nuevas tendencias así como también ir aprendiendo cada día más. Cabe destacar que Rosibel con la ganancia compro una Lámpara Cuello de Garza y esto ella la motiva a seguir trabajando junto al programa TecAp.


MICROFRANQUICIADA: RUBY DEL CARMEN LOPEZ

rubyRuby López es originaria de la comunidad La Palmera del municipio de Condega, es una mujer casada con 5 hijos de los cuales solo viven con ella además de su esposo y su nuera. La familia se dedica a la agricultura y ella tiene liderazgo en una escuela de su comunidad.

Los Gabinetes de la familia en los que es líder organizan reuniones con los padres de los niños para valorar los proyectos que entran a la comunidad ya sean acerca del agua, letrinas, luz e incluso paneles solares.

Ella se integró al programa TecAp en el año 2013, fue seleccionada para promover y vender lámparas solares porque ya tenía experiencia en trabajo de campo, es decir, anteriormente se había capacitado en un programa de gobierno denominado como “Bono Productivo” en el cual también era líder.

Ha participado en varias reuniones con TecAp y siempre está interesada en que se aborden temas como el financiamiento en cuanto a lámparas pequeñas y paneles solares, además del manejo de los artículos, sus características así como también informarse acerca de las nuevas tendencias en cuanto a tecnología solar.

Ruby está siempre interesada en compartir con sus colegas acerca de las experiencias de ventas y a partir de esto mejorar continuamente, al mes de haber recibido las primeras lámparas hizo su primera venta, en un inicio salía a ofertar los artículos pero después gracias al rotulo que TecAp le asigno no tuvo que salir con tanta regularidad ya que vive en un lugar donde concurre la gente de su comunidad y de otras comunidades.

Obviamente en temporada de cosecha las ventas son mejores y se venden de dos a tres lámparas mensuales, la competencia es muy fuerte en la zona y sus clientes son personas entre 40 a 60 años, en especial las mujeres ya que realizan las actividades del hogar desde muy tempranas horas de la madrugada.

Si un cliente no compra es porque no tiene el dinero suficiente ya que por parte de ellos si existe la disponibilidad de obtener un artículo como estos siempre, con los ingresos que ha obtenido ha aportado económicamente en el progreso de su hogar, con los estudios de sus hijos, los alimentos del hogar e incluso las medicinas cuando son necesarias.